Close

El año Santo, El Año de Jubileo

Dios nos ha hablado claramente este mes a través del Jubileo. Dios habló con Moisés para que los hijos de Israel lo pusieran por costumbre.

Un año de Santidad, año de libertad, año de perdón, año de reposo, año de alegría, año de reencuentro,  no comerían del fruto de sus manos.

« la tierra dará sus frutos, y ustedes comerán hasta saciarse y habitarán tranquilos en ella.»

Las deudas eran canceladas, los esclavos quedaban en libertad, la gente reposaba, hacían fiesta, y dependían de lo que Dios produjera de la tierra.

Aún hoy en día, a menudo, tenemos que parar nuestras mentes, nuestro cuerpo, nuestra rutina y aprender a descansar en Dios. El mismo afán del día a día, de las necesidades, las deudas, los problemas, las relaciones, causan en nosotros fatiga, tristeza, incluso rencores sin resolver.

Jesús ha venido a la tierra a anunciar este año de Jubileo, esta buena noticia, este gran anuncio.

Sabemos que aunque nuestros cuerpos y mentes se cansan, podemos descansar en Él, creemos que aunque haya problemas presentes en nuestras vidas, podemos llevarlos delante de Él, sabemos que aunque la noche oscura nos esté abrumando con sus tristezas, Él extiende su mano para rescatarnos y llevarnos a un lugar de Paz.

Él hace de nosotros personas nuevas, el quita nuestro dolor, arranca nuestras tristezas, borra nuestro pasado, elimina nuestros rencores, nos extiende hacia un nuevo futuro. Nos ha dado un nuevo corazón, nos ha puesto de su Espíritu Santo y ha declarado su año de Santidad sobre nuestras vidas!

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.